Inicia programa para deportar más rápido a cientos de miles de inmigrantes

A partir de este domingo 1 de septiembre, el programa de deportaciones aceleradas se aplicará en todo el país. El gobierno de Donald Trump se dirige con esta medida a inmigrantes indocumentados que que llevan menos de dos años en EEUU.

Hasta ahora estas deportaciones expeditas solo se aplicaba dentro de las primeras 100 millas (160 km) desde la frontera. Sin embargo, con la ampliación “cualquier extranjero sin estatus legal de permanencia y que haya estado menos de dos años en el país será deportado inmediatamente“. Los afectados ni siquiera tendrán acceso a una audiencia judicial, tal y como asegura a Univision un expresidente de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración (AILA).

La Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció la medida en julio y, según el medio citado anteriormente, se tomó seis semanas para supervisar el nuevo reglamento y para instruir a sus agentes. Ya en su momento el director interino de ICE, Matthew Albence, dijo en un memorando que el procesamiento expedito de casos de deportación comenzaría el 1 de septiembre de 2019.

La ampliación, que se enmarca en la política de “tolerancia cero” de Donald Trump, va dirigida a extranjeros con antecedentes criminales y que no pueden demostrar que han estado en territorio estadounidense en los últimos dos años. Hasta ahora se pedía permanencia en el país de 14 días.

La nueva medida otorga “completa autoridad” a los agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para deportar a extranjeros, aunque también establece algunas limitaciones. En su memorando, Albease especifica que la nueva regla recaerá sobre los inmigrantes considerados inadmisibles en las secciones 212(a)(6)(C) o (a) (7) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA).

Univision destaca que entre los afectados se encuentran entre otros inmigrantes deportados que regresaron sin permiso al país, individuos que hayan cometidos delitos graves o varias convicciones, traficantes de drogas o involucrados en actividades terroristas y extranjeros con orden de deportación final.

Los agentes migratorios podrán aplicar la nueva regla en el marco del Programa de Extranjera Criminal, en las redadas en centros de trabajo o cuando los agentes se encuentren con extranjeros que hayan sido arrestados por otras fuerzas del orden o que hayan cometido algún delito.

Los agentes migratorios podrán limitar una deportación en algunos casos. Por ejemplo, cuando “un extranjero presenta problemas de competencia mental”, es el “único cuidador de un niño ciudadano estadounidense” o “reúne los requisitos para un alivio”.

Un extranjero podrá probar la permanencia mínima de dos años con cuentas de banco, contratos de arrendamiento, escrituras, licencias, facturas, pagos, recibos, cartas, inscripciones escolares o religiosas, registro de empleo o pago de impuestos; entre otras evidencias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shares