Presentan proyecto de ley que legalizaría a los trabajadores campesinos

El Sindicato de Trabajadores Campesinos (United Farm Workers, UFW) alabó un proyecto de ley presentado en el Congreso que otorgaría el derecho de solicitar el estatus legal a los trabajadores campesinos.

“Trabajadores campesinos inmigrantes cuya habilidad y trabajo arduo alimentan a Estados Unidos y todos nosotros pronto podrán tener el derecho de permanecer legalmente en los Estados Unidos en virtud de la Ley del Programa de Trabajadores Agrícolas de 2019, presentada por la Representante Lofgren y la Senadora Feinstein”, indicaron en un comunicado la presidenta de United Farm Workers, Teresa Romero, y la directora ejecutiva de la Fundación UFW, Diana Tellefson Torres.

“También garantizaría a los agricultores la fuerza de trabajo legal y estable que dicen que necesitan. Esta medida que se necesita con urgencia permitiría a los trabajadores de campo solicitar el estado de ‘Tarjeta azul’, lo que les otorgaría el derecho legal de quedarse y trabajar sin peligro”, agrega el comunicado.

El proyecto de ley introducido por la congresista Zoe Lofgren (D-Califronia) y la senadora Dianne Feinstein (D-California) es una reforma de inmigración “equitativa y racional que satisface las necesidades tanto de los trabajadores campesinos como de los agricultores”, señalan.

Bajo la medida, aquellos que califican bajo la Ley del Programa de Trabajadores Agrícolas tendrían que demostrar que han sido empleados consistentemente en ranchos de Estados Unidos durante los últimos dos años, aprobar una verificación de antecedentes exhaustiva y pagar una multa. El estatus legal permanente solo vendría después de que los trabajadores continúen trabajando en la agricultura durante un período adicional de tres a cinco años.

La Ley del Programa de Trabajadores Agrícolas ofrece a los trabajadores campesinos deEstados Unidos y sus familias, incluidos muchos niños ciudadanos estadounidenses, “alivio del miedo palpable que paraliza a las comunidades locales y amenaza la estabilidad en la industria agrícola”, indica la misiva.

“Las personas tienen miedo de abandonar sus hogares cuando conducen al trabajo cada mañana. Ellos merecen alivio,” dice el comunicado.

La agricultura y California

De aprobarse esta ley, cuyo futuro es actualmente incierto, sería de gran ayuda para California, donde se ubica el Valle de San Joaquín – considerado “la canasta de alimentos del mundo”—por la gran cantidad de sembradíos en esta zona.
La agricultura es una industria de $47,000 millones en California, y la Universidad de California, Davis estima que hasta el 60 por ciento de los 421,000 trabajadores agrícolas del estado — aproximadamente 253,000 personas — son indocumentados. Y bajo las pautas de aplicación de ley migratoria de la administración Trump, los trabajadores agrícolas indocumentados son todos parte de las prioridades para la deportación.

“Los agricultores de toda California luchan poderosamente para encontrar trabajadores, y todos sabemos que el trabajo agrícola agotador es realizado en gran parte por inmigrantes indocumentados”, dijo la senadora Feinstein. “Al proteger a los trabajadores agrícolas de la deportación, nuestro proyecto de ley garantizaría que los inmigrantes trabajadoras no vivan con temor y que la industria agrícola de California tenga la fuerza laboral que necesita para triunfar”

Por su parte, la representante Lofgren indicó que “lass comunidades de trabajadores agrícolas de todo el país están viviendo y trabajando en el temor y la incertidumbre debido a la dura agenda anti-inmigrante del presidente Trump y su programa de deportación”.

“Abordar esta crisis y permitir que los trabajadores agrícolas existentes y sus familias obtengan estatus migratorio legal y residencia permanente es críticamente importante para el sistema alimentario y agrícola de nuestra nación. Con esta legislación, los trabajadores agrícolas podrán mejorar sus salarios y condiciones de trabajo, lo que dará lugar a una fuerza de trabajo agrícola más estable y a una mayor seguridad y seguridad alimentaria en beneficio de los empleadores, los trabajadores y los consumidores estadounidenses”, agregó Lofgren.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shares